Noticias

 

Con motivo de las fiestas patronales de San Miguel de Zalla, la noche del pasado 1 de octubre se realizó una intervención de Testing de drogas en horario de madrugada.

Por medio de dicho servicio, llevado a cabo por la entidad Alaiket gestionado por el Servicio de Prevención de Drogodependencias de La Mancomunidad de Municipios de Las Encartaciones, un total de 208 personas fueron atendidas en el recinto habilitado para el testing. La media de edad de las personas usuarias rondó los 27 años, si bien las edades oscilaron entre los 15 y 62 años.

De esta cantidad de personas que se acercaron a informarse, 41 se animaron a realizar el análisis.

Un total de 26 sustancias fueron analizadas, de las cuales 20 resultaron cannábicas y 6 químicas. “Desde el servicio nos han destacado el alto número de muestras de marihuana analizadas y la existencia de un alto desconocimiento de los aspectos de legalidad de esta sustancia, así como de los riesgos asociados al consumo de la misma entre las personas más jóvenes que usaron el servicio de análisis”, explica Esther Lasa, presidenta de La Mancomunidad de Enkarterri.

El programa se realizó con normalidad, permitiendo la atención e intervención con personas muy interesadas en disponer de más información sobre las drogas y reducción de riesgos. “Tal es el caso, que unos jóvenes solicitaron analizar una muestra supuestamente de MDMA, éxtasis en formato cristal, y tras el análisis resultó ser vidrio. Los jóvenes comprobaron que la sustancia era un timo y se evitó su consumo y los riesgos que les hubiesen acarreado”, apostilla Esther Lasa.

Los objetivos que se han perseguido desde la Mancomunidad con la puesta en marcha de este programa Testing se han dirigido a prevenir el consumo abusivo de sustancias entre la juventud, concienciar de los riesgos que entraña el uso de drogas, alertar a la persona usuaria de drogas acerca del inexistente control sanitario de las sustancias ilícitas y de la adulteración que pueden tener y el asesoramiento para reducir riesgos.

Para la consecución de estos objetivos, se realizó por una parte un testado in situ de las sustancias que se consumen como cannabis, anfetamina, speed, cocaína, éxtasis, LSD o ketamina entre otras. Testado que se complementó con charlas informativas a través de las cuales se proporcionó 457 informaciones sobre las sustancias y sus propiedades y sus principales riesgos sanitarios y la distribución de material informativo de todo tipo relacionado con drogas, sexo seguro y consumibles como preservativos, turulos, sueros, filtros de algodón o alcoholímetros desechables.