Noticias

 

La Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) ha recibido durante 2016 un total de 301 reclamaciones en sus oficinas habilitadas en los municipios de La Mancomunidad de Municipios de Las Encartaciones. Estas cifras reflejan que del total de expedientes registrados durante el pasado año que ascienden a 502, un 60% corresponde a reclamaciones, siendo la telefonía el principal motivo de las mismas. El resto, 201 resultaron consultas de los consumidores.

Durante 2016, el equipo humano de la OMIC, compuesto por una persona responsable del servicio y un asesor jurídico, ha trabajado en cuatro ámbitos diferentes, información, defensa de los derechos de los consumidores, divulgación y formación.

En lo que a información se refiere, se ha atendido diariamente las consultas que los consumidores han planteado, que han supuesto un 40% del total de los expedientes registrados. “En 2016, el número de consultas han supuesto un total de 201. El sector sobre el que más información se ha requerido ha sido el relacionado con la vivienda, seguido de consultas sobre servicios bancarios, comercio relacionado mayoritariamente con las ventas por internet y a domicilio y lo seguros”, detalla Esther Lasa, presidenta de la Mancomunidad de Las Encartaciones.
 
“Los motivos de consulta han sido muy diversos en general, han abarcado aspectos tales como garantías, facturación, condiciones contractuales, deficiencias en la prestación de servicio y en mayor medida derechos de las personas consumidoras en cualquiera de los sectores”, apuntan desde las oficinas de la OMIC.

Del total de expedientes registrados durante 2016, el porcentaje correspondiente a las reclamaciones ha sido un 60%. En este apartado, cabe resaltar que la Telefonía acapara el mayor porcentaje, un 29%, de los expedientes de reclamación. “Las causas que han motivado dichas reclamaciones se han centrado en las deficiencias de la prestación del servicio, facturación y falta de cumplimiento de la oferta recibida”, detalla la Presidenta del ente supramunicipal. “El comercio ha acaparado el 24% de las reclamaciones debido a problemas con devoluciones, garantías, incumplimiento de la oferta recibida y revocación de contrato”, indican desde la OMIC.

El resto de las reclamaciones se han repartido en diferentes sectores como son comercio, eléctricas, seguros, servicios bancarios o gremios, siendo muy diverso tanto el ámbito del servicio/producto como la motivación del expediente.

Para la tramitación de las reclamaciones, la OMIC dispone de un asesor jurídico responsable de gestionar todas las cuestiones referentes al derecho de consumo.

Desde la OMIC también se fomenta un área divulgativa con el objetivo de dar a conocer el servicio de información, formación y defensa que se ofrece a toda la ciudadanía. Difundir noticias de interés sobre consumo, informar sobre hechos irregulares y formar e informar a la ciudadanía.

A esto hay que sumar el área de formación que consiste en el desarrollo de actividades a lo largo del año para formar en consumo al mayor número posible de personas independientemente de su edad. Para ello se desarrollan actividades muy variadas como son talleres de consumo en el PIN, charlas coloquios, actividades de información de consumo en zonas rurales, talleres de consumo, derechos y reclamaciones, talleres de promoción de pautas de consumo responsable de chucherías, sobre un uso responsable y crítico de los videojuegos y juegos electrónicos, sobre un consumo responsable de los recursos hídricos, charlas sobre los derechos y riesgos en la venta a domicilio o talleres en los que se identifica a la infancia con la figura del consumidor y en los que se ofrecen diferentes alternativas a ciertos hábitos consumistas como por ejemplo la elaboración en lugar de adquisición de productos como un bollo de pan.

La OMIC de la Mancomunidad de Las Encartaciones está integrada en la red de Centros de Información al Consumidor (CIAC) y ha gestionado todas las consultas y reclamaciones a través de la aplicación Kontsumo.net.

A este respecto cabe recordar la visita de un grupo de alumnos y alumnas de la rama de Automoción del Colegio San Viator de Sopuerta que el pasado mes de febrero se dirigieron a la OMIC para interesarse tanto por los derechos y obligaciones de las personas consumidoras, usuarias como de las prestadoras de servicios relacionados con talleres de reparación de vehículos. El interés de de este grupo de jóvenes por los derechos y obligaciones de las personas consumidoras, entra dentro del retorno social de la parte de formación que presta el servicio, puesto que el centro formacional de San Viator es uno de los que durante el curso escolar acoge charlas formativas de la OMIC y antes de desarrollarse dicha charla el alumnado ha acudido previamente a informarse de cara a su futuro negocio. “La OMIC tiene un importante retorno social y económico para nuestros vecinos y vecinas”, resaltan desde las oficinas de la OMIC de Las Encartaciones.