Noticias

 
  • El expediente se aprobó con los votos a favor de PNV y AEI, la abstención de PSE y EH Bildu y los votos en contra de ZB y KZ.
  • La licitación del servicio de recogida y transporte de residuos urbanos unificará las fracciones de recogida selectiva de fracción resto, orgánico y papel-cartón.
  • La licitación prevé la renovación de los contenedores de carga lateral de fracción resto y los de papel-cartón.

La Junta de la Mancomunidad de Las Encartaciones en sesión ordinaria, con los votos a favor de PNV, AEI (Asociación Electoral Independiente), la abstención de PSE y EH Bildu y los votos en contra de ZB (Zalla Bai) y KZ (Karrantza Zabala), dio luz verde al expediente de contratación del servicio de recogida de residuos.

Con dicha aprobación, la Mancomunidad ya dispone del pliego de cláusulas administrativas y técnicas particulares que regirán la contratación de la concesión de servicio de recogida y transporte de residuos urbanos y servicios y suministros complementarios.

“La licitación del servicio de recogida y transporte de residuos urbanos que se llevará a cabo este año junto con el municipio de Balmaseda, unificará las fracciones de recogida selectiva de fracción resto, orgánico y papelcartón además de la renovación de los contenedores de carga lateral de fracción resto que están muy deteriorados y los de papel-cartón”, explicó Esther Laza, presidenta de la Mancomunidad.

A parte de la recogida y transporte de las tres fracciones en todos los municipios integrados en la Mancomunidad de Las Encartaciones, los pliegos también comprenden una serie de prestaciones complementarias. Entre todas ellas destacan la recogida especial de residuos comerciales; limpieza, mantenimiento y conservación del parque de contenedores de fracción resto, papel-cartón y materia orgánica; la sustitución del parque de contenedores de papel-cartón por otros de carga lateral o trasera nuevos; la sustitución del parque de contenedores de fracción resto de carga lateral por otros nuevos con el mismo funcionamiento; el suministro a lo largo de la vigencia del contrato de contenedores para su reposición y para la colocación en puntos nuevos, además del desarrollo de campañas de sensibilización y concienciación ciudadana. “Hay un porcentaje muy bajo de reciclaje en la comarca. No se recicla ni mucho ni bien, y es lo que afecta al tratamiento de la recogida de basuras”, apuntó Imanol Zuluaga, portavoz del PNV en la junta de la Mancomunidad.

Y es que, en el ámbito de la Mancomunidad encartada, la recogida no selectiva, lo que se denomina fracción resto, asciende al 85% del total de la basura que se recoge, siendo la recogida selectiva el 15% restante. Estos datos no alcanzan lo requerido en el articulo 22 de la ley 22/2011 de 28 de julio de Residuos y Suelos Contaminados en el que se establece que antes del año 2020, la cantidad de residuos domésticos y comerciales destinados a la preparación para la reutilización y el reciclado para las fracciones de papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos y otras fracciones reciclables deberá alcanzar, en conjunto, como mínimo el 50% en peso.

Los licitadores que presenten sus propuestas para este contrato con una duración de ocho años, prorrogables a dos más, deberán acompañarlas de un proyecto en el que se especifique la nueva ubicación de los contenedores que además de cumplir con los parámetros establecidos en la normativa de seguridad vial y peatonal, deberá suponer una reestructuración y optimización del servicio de recogida selectiva al unificar las fracciones, “en aras de proteger el medio ambiente y la salud de las personas, lo que permitirá a la comarca encartada avanzar hacia el cumplimiento de los objetivos establecidos en el Plan de Prevención y Gestión de Residuos de la Comunidad Autónoma del País Vasco 2020”, añade Esther Lasa.