Albisteak

 

Hanson-HeidelbergCement y la Mancomunidad de Municipios de las Encartaciones han suscrito un convenio que impulsa la economía circular con el reaprovechamiento de los residuos generados en los procesos de fabricación de las canteras y plantas de hormigón de la empresa en Bizkaia para su uso en el centro de acogida de fauna silvestre de BBK-Karpín, ubicado en Karrantza Harana.

Hanson-HeidelbergCement entregará a BBK-Karpín residuos procedentes de sus instalaciones de áridos y hormigón, con el objetivo de impulsar la economía circular al reducir el consumo de recursos naturales y la generación de residuos.

El convenio, con una duración de dos años prorrogable por otros dos más, ha sido firmado hoy por Martín Pérez, presidente de la Mancomunidad de Municipios de las Encartaciones, Carlos Sanchez Galan, director de Áridos y Hormigón de Hanson-HeidelbergCement, y Jon Azpeitia Ibarrondo, jefe de área de Hormigón de Euskadi de la compañía.

Entre los materiales que se pondrán a disposición del centro de acogida de fauna silvestre destacan probetas de ensayo de consistencia con las que se generarán estructuras de refugios a modo de ladrillo para los animales y se formarán rocallas irregulares para plantas rupícolas que se crían en las rocas.

Con los excedentes de hormigón residual se generarán, además, paredes irregulares que den aspecto naturalizado a distintos ambientes del parque, especialmente al área Gastorniland donde se presentan las aves y mamíferos que sobrevivieron tras la desaparición de los dinosaurios. Se repararán, asimismo, viales, estructuras y mobiliario duradero.

Las mallas de criba se reutilizarán para cerramientos provisionales o reparación de cercados, así como para la conformación de refugios para distintas especies, para el refuerzo de jaulones para rapaces o para la configuración de jardines verticales.

Por su parte, los áridos excedentes proporcionarán diversidad de sustratos a los diferentes espacios y áreas secas. Este material se podrá utilizar como base de drenaje para diversos escenarios y habitáculos de fauna, así como para el mantenimiento y reparación de viales y aparcamientos. Se reutilizará, asimismo, para configurar zonas escarpadas o rocosas en el caso de escollera excedente de la cantera.

El hormigón machacado que proporcionará Hanson-HeidelbergCement se aprovechará para rellenos y drenajes en diversos escenarios y habitáculos de fauna.

Finalmente, los restos de goma de las bandas transportadoras y residuos neumáticos se usarán como aislante y acolchado de distintas instalaciones, impermeabilización de tejadillos y refugios.

Jon Azpeitia Ibarrondo, jefe de área de Hormigón de Euskadi de Hanson-HeidelbergCement, ha señalado el compromiso de la compañía con las iniciativas que favorezcan la economía circular que permiten “el fomento de la sostenibilidad y la competitividad a largo plazo, preservar los recursos, reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y la sensibilización medioambiental en el entorno”.

La Mancomunidad de Municipios de Las Encartaciones y BBK-Karpín, por su parte, contribuirá a fomentar la educación ambiental relacionada con la economía circular entre los visitantes que recibe el centro de fauna silvestre y poner en valor la labor que desarrolla Hanson-HeidelbergCement en esta materia.

Esta iniciativa llevada a cabo con La Mancomunidad de Municipios de Las Encartaciones y BBK-Karpín se enmarca en las acciones que promueve Hanson-HeidelbergCement en las comunidades locales del entorno de sus centros de producción, actividades diversas que redundan en la calidad de vida de los vecinos y contribuyen al mismo tiempo a fomentar la concienciación ambiental.